Proyectos Sociales

Somos un pequeño género humano aparte

 

 

Por Diego A. Aguilar.

DESPUÉS DE TODO…

“Si. Bueno. Cierto. Así es. Más o menos. No tanto.

Y ahora ¿Qué?¿Que vamos a hacer ahora, 

a más de algún chiste que nos excuse?

¿Qué vamos a hacer los que no queremos resignarnos

a creer que <<así somos>>,<<esa es nuestra idiosincrasia>>,

<<así mismo es>>,<<no hay nada que hacer>>?

¿Qué vamos a hacer, entre todos – nosotros, tú, usted, ella, él, ustedes, yo -,

para que <<este>>país sea <<ese>> país?”

Jorge Enrique Adoum.

 

La realidad ecuatoriana está íntimamente vinculada a las necesidades propias de un país en desarrollo; como diría Jorge E. Adoum “somos un pequeño género humano aparte”[1]y es necesario analizar algunas de las razones por las cuales estas necesidades orientan nuestras perspectivas de desarrollo. 

El desarrollo es el “proceso integral caracterizado por mejoras económicas y sociales que aseguren la participación efectiva de la población en las actividades económicas y sociales, así como en los beneficios que estas generan”; involucrando la “ampliación de las capacidades humanas para cubrir crecientemente sus necesidades reales”. En esta definición básica se suele incorporar visiones de participación, sostenibilidad y de inclusión en los patrones de consumo (Acosta, 2005, pp.283-284).

En ese sentido, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) establece que Ecuador se encuentra en el puesto No. 89 a nivel mundial en temáticas como esperanza de vida, educación y riqueza en la sociedad, permitiéndonos así establecer una serie de necesidades para iniciar este análisis.

Durante los 80´s las Organizaciones No Gubernamenteales (ONG´s) y Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC´s) en respuesta a estas necesidades cumplieron un papel importante en el desarrollo de proyectos sociales promovidos por instituciones religiosas y de beneficencia financiadas con fondos internacionales y agencias de cooperación, generando así acciones efectivas en zonas rurales como capacitación y educación popular, procesos de distribución de tierras, asesoría técnica en mejoramiento de producción y calidad de vida del campo como son los casos de la Central Ecuatoriana de Servicios Agrícolas (CESA), Fundación Nacional 4F, y Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP). En este periodo se fundan organizaciones que inician acciones de corte ecológico como Fundación Natura (1978), estudios de género como son los desarrollados por el Centro de Acción de la Mujer – CAM (1979) y el Centro de Estudios de Población y Paternidad Responsable – CEPAR (1978).

Posteriormente, en los 90´s el gasto público orientado a la inversión social decayó de manera significativa del 6,1% al 3,9% del Producto Interno Bruto, promoviendo en este periodo una intensificación de la inversión de proyectos para atender pobreza urbana y rural por parte de las ONG´s. El Estado en el marco del Plan Nacional del Desarrollo Social del Estado Ecuatoriano establece mecanismos de inversión mediante un fondo social denominado 'Fondo de Solidaridad' con el cual estas organizaciones adoptan un rol de asistencia técnica, asesoría, investigación y capacitación fundamentada en las experiencias adquiridas en temáticas agrícolas en zonas rurales (en las décadas de los 60´s y 70´s), temáticas de niñez, familia, salud y educación (en la década de los 80´s) y temáticas medioambientales, estudios de género, derechos ciudadanos e identidad (en la década de los 90´s) que no habían sido asumidas por entidades tanto públicas como privadas[2].

Posterior a este periodo las condiciones de la gestión de proyectos sociales se modificaron diametralmente con una participación activa del Estado. Entre el año 2007 y 2016 se redujo la población en condición de pobreza multidimensional del 51,5% al 35,1%; lo que implica que 1,8 millones de personas mejoraron sus condiciones de vida principalmente por procesos de inversión pública en programas y proyectos de salud, educación, deporte, seguridad y transformación de la matriz productiva y energética. 

Sin embargo, la población de adultos mayores, las personas con discapacidades que para el 2017 representaban el 7,04% de la población total, las poblaciones de donde hay alta incidencia de mortalidad como en las provincias de Bolívar, Chimborazo y Carchi, las poblaciones del sector rural que no tienen acceso a agua por red pública que representan el 41% y la población juvenil en estado de desempleo y que representan un incremento de 8,6% a 10,4% en los últimos 9 años, constituyen grupos vulnerables que requieren atención especializada y efectiva a través de proyectos sociales específicos que han sido atendidos durante los últimos 40 años por organizaciones públicas y privadas comprometidas con los procesos de desarrollo locales a nivel nacional.

La importancia de los proyectos sociales a nivel nacional se define en sí mismo por el impacto que tiene en grupos de la población específica, mismo que permite el modelado de intervenciones que sirven para establecer los criterios que posteriormente pueden ser implementados a escalas cantonales, provinciales o nacionales que incrementen su alcance; para ello es necesario adoptar metodologías y herramientas que les permitan registrar las “Lecciones aprendidas” adecuadamente como un Activo importante en la gestión de proyectos. 

En el 2017, el Project Manager Institute (Capítulo Ecuador) convocó a más de 20 organizaciones sin fines de lucro 30 miembros del Capítulo Ecuador y más de 16 expositores en un espacio donde se compartieron importantes experiencias y visiones sobre la gestión de proyectos sociales; en esta ocasión esta experiencia se desarrollará el 5, 19 y 26 de Octubre de 2018 en 10 ciudades a nivel latinoamericano (incluyendo Quito, Guayaquil y Cuenca)[3]donde se expondrán los más distintos temas para fortalecer las acciones locales, garantizando una gran experiencia colectiva que solo se pueden obtener al entender a las personas, sus condiciones y sus motivaciones en el sencillo oficio de ayudar.



[1]Adoum, J.E. (2016), Ecuador Señas Particulares. Ser o No ser lo que somos (pp. 35);Quito, Ecuador; Eskeletra Editorial.

[2]FLACSO (2018). Las ONG´s en el Ecuador. Recuperado de: http://www.flacsoandes.edu.ec/biblio/catalog/resGet.php?resId=5189

[3]PMI (Capitulo Ecuador). El Día de Gestión de Proyecto Social (DGPS).Recuperado de:http://www.pmiecuador.org/page/dgps